Dermatología

Especialistas médicos
Dra. Vicenta Martínez SignesHospital Centro Médico Gandia. Martes y jueves, de 09:30 a 13:00 h.

Dr. Joaquín BallesterHospital Centro Médico Dénia. Martes y jueves, de 10:00 a 13:00 h.

Concepto:
La dermatología es la rama de la medicina que se encarga del estudio de la piel, su estructura, sus funciones y sus enfermedades. Los dermatólogos son los encargados de esta disciplina, que en muchas ocasiones se extiende al estudio de pelo y uñas.

Enfermedades que más afectan a la piel:

1. Dermatitis atópica o eccema constitucional: es un trastorno de la piel que consiste en erupciones pruriginosas y descamativas.

  • Causas: el eccema se debe a una reacción de hipersensibilidad (similar a una alergia) en la piel, que lleva a una inflamación prolongada.
  • Síntomas: piel seca, picor y eccema en zonas flexoras extremidades y afectación de la cara. El médico debe examinar las lesiones para descartar otras causas posibles.

2. Psoriasis: es una afección cutánea común que provoca irritación y enrojecimiento de la piel. La mayoría de las personas con psoriasis presentan manchas de color plateado-blanco con piel roja y escamosa. La psoriasis es una afección muy común. Este trastorno puede afectar a las personas de cualquier edad, aunque comúnmente comienza entre los 15 y 35 años. Esta enfermedad puede aparecer de forma repentina o lenta. En muchos casos, desaparece y luego se reactiva repetidas veces con el paso del tiempo. La afección NO se puede contagiar a otras personas. Una de las razones de su aparición es la genética. Parece que está bastante aceptado que una persona con antecedentes familiares de psoriasis tiene mayor posibilidad de desarrollar la enfermedad. Los siguientes factores pueden desencadenar un brote de psoriasis o hacer que la afección sea más difícil de tratar:

  • Bacterias o infecciones virales, incluyendo faringitis estreptocócica e infecciones de las vías respiratorias altas
  • Aire o piel seca
  • Lesión en la piel, incluyendo cortes, quemaduras y picaduras de insectos
  • Algunos medicamentos (antipalúdicos, betabloqueadores y litio)
  • Estrés
  • Muy poca luz solar

Tratamiento: el objetivo del tratamiento se centra en el control de los síntomas y la prevención de infecciones. En general, se emplean tres opciones de tratamiento para pacientes con psoriasis: medicamentos de uso tópico; medicamentos para todo el cuerpo como pastillas e inyecciones; y fototerapia. Si tiene una infección, el médico le recetará antibióticos.

3. Trastornos de pigmentación: pigmentación significa coloración. Los trastornos de la coloración de la piel afectan a su color. Las células de la piel le dan su color mediante la producción de una sustancia llamada melanina. Cuando estas células se dañan o se enferman, afecta a la producción de melanina.

  • El vitíligo es una afección que causa áreas de piel clara. Ocurre cuando se destruyen las células que dan color a la piel. No se conoce la causa de la destrucción celular. Es más común entre personas con enfermedades autoinmunes y puede tener una tendencia familiar. Suele comenzar antes de los 40 años.
  • El albinismo se da cuando existe una alteración en la producción de la melanina. O bien la melanina deja de producirse o no se produce la cantidad necesaria. El albinismo es una característica con la cual se nace, no es una enfermedad.

4. Hiperhidrosis: es una afección médica por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Este exceso de sudoración suele darse principalmente en axilas, cara, palma de las manos y palma de los pies. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presenten molestias significativas, tanto a nivel físico como emocional. Una visita al dermatólogo puede ayudarle a poner remedio a esta anomalía, sino remediarla del todo, quizá aliviar los síntomas.

5. Acné: el acné es una enfermedad común de la piel que provoca espinillas (granos). Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. La mayoría de los granitos aparecen en el rostro, el cuello, las espalda, el pecho y los hombros. Cualquier persona puede tener acné, pero es común en los adolescentes. Si tiene acné debe limpiar su piel con suavidad, no tocarse las zonas afectadas y evitar el sol. Los tratamientos para el acné incluyen medicamentos y cremas.

6. Cáncer de piel: es el crecimiento incontrolable de células cutáneas anormales. Si se dejan sin examinar, estas células cancerosas se pueden extender a otros tejidos y órganos. Los dos tipos más comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Otro tipo, el melanoma, es más peligroso.

  • Las causas más comunes de la aparición de este cáncer son varias: exposición prolongada a los rayos solares durante un largo tiempo o a cualquier rayo ultravioleta; someterse a intensas jornadas de sol sin protección; antecedentes familiares de cáncer de piel; exposición a ciertos productos químicos; inflamaciones graves y prolongadas en la piel.
  • Síntomas: los melanomas pueden tener muchas apariencias distintas y, por lo tanto, el médico debe examinar cualquier aspecto sospechoso. Éstas son algunas de las características para buscar: asimetría (la mitad del área de la piel anormal es distinta de la otra mitad), bordes irregulares, el color cambia de un área a otra con sombras de color canela, café o negra, el diámetro (por lo general, no siempre) es mayor de 6 mm y cualquier tumor cutáneo que sangre o no sane.

Utilice un espejo o procure que alguien le ayude a mirar la espalda, los hombros y otras áreas difíciles de observar. Diferentes tipos de cáncer de piel requieren métodos de tratamiento diferentes. La extirpación quirúrgica del cáncer cutáneo es muy común.

Consejos para evitar el cáncer de piel:

-Evitar exponerse al sol durante las horas punta (de 12 a 16 horas)

-Aplicarse un protector solar adaptado a la sensibilidad de nuestra piel

-Aplicarse el protector 30 minutos antes de exponerse al sol. Volver a aplicarlo cada 2 horas y si está más de 40 minutos dentro del agua

-Use prendas de vestir protectoras tales como sombreros, camisetas de manga larga, pantalones o faldas largas

-Proteger a los niños con camiseta, gorra y gafas de sol

-Hidratar la piel

7. Pie de atleta: el pie de atleta es una infección común en el pie causada por hongos. No es grave y los síntomas incluyen picazón, ardor y piel quebradiza y escamosa entre los dedos de los pies. También puede afectar a las uñas de los pies, volviéndolas gruesas y quebradizas. La infección puede adquirirse al pisar zonas húmedas como piscinas o saunas. Para prevenirla: lavarse y secarse bien los pies todos los días y especialmente entre los dedos, usar calcetines limpios, no caminar descalzo en zonas húmedas y públicas y usar calzado en las duchas de gimnasios, piscinas o saunas.

Los tratamientos incluyen cremas y medicamentos.

8. Lupus: el lupus eritematoso es un trastorno autoinmunitario inflamatorio y crónico que puede afectar a la piel. No existe una prueba única para diagnosticar el lupus aunque un médico suele realizar una biopsia y prescribir una analítica. No existe una cura para la enfermedad pero los medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarlo.

9. Verrugas: las verrugas son crecimientos del tejido en la piel causados generalmente por un virus. Existen las verrugas planas (aparecen en la cara y en la frente), las plantares (aparecen en los pies), las comunes (suelen aparecer en los dedos), subungueales y periungueales (aparecen en las uñas), y por último las genitales. Las verrugas suelen ser inofensivas  e indoloras aunque si molestan, escuecen, sangran o si se multiplican debe consultar con un médico para valorar la posibilidad de eliminarlas.

10. Urticaria: la urticaria se manifiesta por ronchas eritematosas, rojas, calientes y pruriginosas. Es una reacción alérgica a un alimento, el pelo de un animal, a la toma de un medicamento, al polen o a un tejido. Aparecen ronchas rojas y se inflama la piel. Suele aparecer espontáneamente pero, en ocasiones, se requiere la intervención de un médico que, normalmente, atajará la situación por medio de antihistamínicos. En raras ocasiones, las reacciones alérgicas pueden causar una inflamación peligrosa para las vías respiratorias y dificultar la respiración, lo que constituye una emergencia médica.